fbpx
CONTACTO

En Almi estamos encantados de hablar contigo, pídenos presupuesto o consulta  cualquier duda sobre alguno de nuestros productos.

Envianos tu idea, proyecto o fotos
Ha leído y acepta nuestra política de privacidad y el aviso legal del sitio web.

Síguenos
 

¿Qué partes tiene un mueble de cocina?

¿Qué partes tiene un mueble de cocina?

Para saber si un mueble de cocina es de mejor o peor calidad, primero tenemos que saber en que elementos se divide.

Los muebles de cocina están formados por tres partes, dos estructurales y normalmente comunes a las diferentes colecciones de cocina, y una última más visual o decorativa.

  • Casco o cuerpo
  • Herrajes
  • Puertas o frentes

 

Casco o cuerpo:

El casco o cuerpo es el armazón del mueble, el esqueleto. Está construido con tableros de aglomerado de madera. Este se compone de partículas de madera unidas con pegamentos y prensadas a una temperatura controlada hasta conseguir el tablero. En mueble de cocina se suelen usar tableros hidrófugos, que aguantan mejor la humedad, aunque en ningún caso aguantarán el contacto directo con el agua.

Los tableros de aglomerado se recubren de melamina, que es un material plástico que dará un acabado resistente al cuerpo del mueble.

Los cuerpos de los muebles de cocina se pueden hacer de serie en varios colores, nosotros en Cocinas Almi tenemos blanco, gris claro, antracita y madera tipo roble, todos de serie y sin coste adicional.

Puede parecer que hacer el casco de un mueble es fácil, pero para que no de problemas en el montaje un mueble bien hecho tiene que estar calibrado. Nuestros muebles pasan por este proceso en fábrica con una máquina encuadradora, que hace que lleguen a la casa perfectos y sin cejas («desniveles» que pueden aparecer en la estructura del mueble). Permitiendo que el montador pueda instalar un mueble encima o al lado de otro sin tener problema después para cuadrar las puertas.

Además para nuestros muebles estamos usando melamina de 19 mm de grosor, mucho más fuerte y estable que la tradicional de 16 mm.

 

Herrajes:

Una vez tenemos el cuerpo de nuestro mueble tenemos que añadirle sus herrajes correspondientes.

Estos normalmente serán:

-Soportes ocultos para los entrepaños o baldas.

-Colgaderos para los muebles superiores o suspendidos.

-Patas para los muebles que vayan al suelo.

-Bisagras para las puertas que abran de izquierda a derecha.

-Sistemas de alzamiento de diferentes tipos para las puertas que abran hacia arriba.

-Guías de cajones y gavetas.

Es importante que todos estos herrajes sean robustos y de calidad, sobretodo los que soportan el peso y movimiento de las puertas y los cajones, que serán los que más trote tengan que aguantar en el día a día.

Nosotros actualmente apostamos por la marca Blum en todos los sistemas de apertura y guías de cajones, aunque hay otras marcas en el mercado que también dan buenos resultados.

 

Frentes y puertas

Por último las puertas y frentes de nuestro mueble. Lo que más trabajo nos costará elegir por su componente estético.

Las podemos dividir en tres grandes grupos:

Laminadas (melaminas, estratificados, supermates, altos brillos) – tableros aglomerados o de DM canteados 4 lados.

Las más populares por varios motivos, rápidez de fabricación, multitud de colores y acabados, precios más accesibles.

Su limitación suele ser la dificultad de hacer formas en los frentes, pero las puertas lisas y líneas rectas siguen estando de actualidad, por lo que aún encajan perfectamente en muchos proyectos.

Lacadas: puertas lisas o con forma en DM que pasa por un proceso de imprimiación y lacado o pintura de varias capas, hasta llegar a su acabado final, brillo o mate (seda o texturizado). O incluso otros más de otra época como el decapado.

Las ventajas de estas puertas es la posibilidad de darles alguna forma o diseño, con el añadido de personalidad y calidez que eso le va a dar a tu cocina.

Además se les puede dar cualquier color, y si pasado el tiempo necesitas hacer una puerta nueva o reparar algo se podrá hacer por medio del lacador.

Las desventajas, son algo más costosas que las laminadas, necesitan más tiempo de fabricación, y son algo más sensibles a los impactos que las laminadas.

 

  • Maderas:

En este grupo estarían tanto las puertas fabricadas en madera maciza, como las que son con interior de DM y forradas con chapa de madera.

Estas puertas pueden ser lisas o con diferentes formas. Aportan un valor añadido al mueble al estar más cerca de la materia prima original (la madera natural) que el resto de puertas.

Como puntos negativos o desventajas de este tipo de puertas, podemos citar las mismas que en la laca, son más costosas y llevan más tiempo de fabricación que las laminadas.

 

  • OTRAS:

-Bastidores de aluminio preparados para un porcelánico (a juego con la encimera) o un cristal.

-Pvcs o polilaminados.

 

Si quieres tener mas información acerca de las cocinas, contacta con nosotros:

Telf: 916 910 322

Móvil: 650 126 263

Email: Almi@cocinasalmi.com

Web: www.cocinasalmi.com

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.